#43.Mil desastres naturales

Sé mi huracán, ese que cuando me localice, me coja, me suba y me baje. De izquierda a derecha. Del derecho y del revés. Que me remueva por dentro.

Sé como un tornado, de esos que cuando pasan arrasan con todo cuanto ven a su paso, pero arrasan en el buen sentido, se llevan todo lo malo, lo devastan. Ven y llévate lo.

Sé mi maremoto y cambia todo, con una simple pero eficaz ola.

Sé como un volcán, que me haga erupcionar, y con su manta de lava, devaste todo cuanto vea a su paso, y lo convierta en polvo de cenizas, como el Vesubio hizo con Pompeya. Y quedarme perpetuamente Eterna.

Sé todos los desastres naturales, si puede ser al mismo tiempo, y dejarme como nueva. Y que recobre mi vida.

Sólo sé que llegaste en el momento indicado, para que renaciera de mis cenizas, y despertara de este profundo letargo.

Y pasando por encima de mí, como mil desastres naturales, juntos y a la vez.

Anuncios