#37. Frío Invierno

Yo soy más de calor que de frío. Pero cuando llega el frío, ese que te cala hasta los huesos, me gusta no salir, quedarme bajo el abrigo de un buen libro, con una taza de chocolate caliente entre mis manos, y no pensar en nada más. Sólo en ese instante, en ese momento, que es para mí.

Cuando llegue el más frío de los inviernos, los que somos de calor, seremos pasto de las llamas, porque el frío y el hielo también queman y a veces incluso más que el propio fuego.

Y una vez calcinados por el bloque más helado que se pueda imaginar, seremos el más Frío Invierno.

Anuncios