#El arrastre

Esa sensación tan loca, tan viva,
como cuando se desata una tormenta
en medio de la nada y el agua te inunda la cara,
sabiendo que esas gotas de lluvia son aquellas
qué ahora acarician tu alma.

Esa agua que despeja todo lo malo, y todo lo bueno,
que durante ese año, de sequía, tus ojos estaban viendo
que nunca llegaría el día, en el que tu alma respiraría tan fuerte
y de forma tan profunda con aire nuevo como si de repente,
fuera a comenzar un día nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .